Historia

MapaHistoriaNovedadesServiciosNoticia

    

    Inicia la Construcción de la Parroquia 

                                                                                                       

                                                                                                        

                                                            

                        

No obstante a que el Templo expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús de la ciudad de chihuahua, concluyo su edificación durante los años de la década de los cuarenta del siglo XX, muy poco se conoce en relación a la historia de su construcción pues el paso tiempo ha cubierto,  con el velo del olvido,  los detalles mas significativos de esta obra extraordinaria.

Por eso hoy, después de  haber manoseado libros, hojas, fotografías y hasta recortes de periódicos he podido condensar esta breve historia con nombres, fechas y lugares, tomadas de nuestro archivo y del archivó histórico del Honorable Ayuntamiento de Chihuahua.

El proyecto primitivo del templo del Sagrado Corazón de Jesús, surgió en el año de 1909, cuando el padre Pedro Delgado S. J., adapto un local que el Sr. Enrique C. Creel cedió para una pequeña capilla en el barrio del Pacifico dedicada al Sagrado Corazón, situada en la calle 26 y Penitenciaria. El local fue acondicionado muy pronto para el culto religioso gracias al entusiasmo de un grupo de mujeres  que solicitaron al Obispo Don Nicolás Pérez Cavilan el permiso para el culto religioso. En este proyecto, destacan los nombres de  Doña Ramona N. de Duran, Doña Dolores A. de Anchando y Doña Juliana M. de Piña.

El Padre Delgado catequizaba, evangelizaba, administraba los sacramentos y celebraba la misa etc. y la gente acudía sobre todo a escuchar sus feberosos sermones del sacerdote.

 El numero de los fieles  que acudían a la capilla aumentaba de tal grado  que los padres Gabriel Morfin, Benjamín Silva, y Samuel Gilmori que atendían el Santuario de Guadalupe al ver la devoción y buena volunta de aquella gente del barrio del Pacifico, acudían constantemente  a auxiliar al padre Delgado. A eso se debió la idea  del proyecto, de construir un templo mas grande y no fue hasta el año 1919 cuando el reverendo padre José Maria Maya S. J. superior de los religiosos de Chihuahua,  convoco a los vecinos  a fin de que formaran  una junta  directiva que se encargara de coordinar las acciones del templo.

                               

La primera propuesta de construir una iglesia pequeña fue rechazada, sugiriéndose a cambio el proyecto de un templo de grandes dimensiones, para lo cual se procedió a fines de Junio de 1921 con la integración del comité que incrementara el fondo. La nueva determinación fue sometida  a la consideración  del nuevo Obispo Antonio Guisar Valencia.

Lo primero seria conseguir el terreno y el 21 de Junio de 1921 la Sra. Rosa Terrazas de Muñoz cedió  un terreno aledaño con las siguientes dimensiones,  49 ½ metros  de largo por 18 ½ metros de ancho. Con este importantísimo logro, se constituyo la mesa directiva con el Reverendo Padre José Maria Maya S.J. como presidente, Maria Lujan de Terrazas Vicepresidenta, Antonia López de Ortiz tesorera, Eva Marques y Profesora Ester Urueta secretaria, Maria Anchando pro-secretaria, vocales Elena Muñoz, Rosa Terrazas de Muñoz, Carmen Elías de Gutiérrez y Maria Prieto de Falomir. Además participaron Elena Fernández, Margarita Prieto, Maria Luisa Sisniega, Guadalupe Guisar Valencia y Ana Olivares,

El costo que inicialmente se  calculo fue de $150,000.00 pesos, la primera piedra y la proyección del Sagrado Corazón se llevo acabo el 31 de Agosto de 1921 a las 6:00 de la mañana, oficiando el Sr.  Obispo en una capilla improvisada bajo una enorme enramada y enseguida el reverendo padre Amaya celebro un a misa ante  la entusiasmada participación de un gran contingente de fieles, para entonces la obra quedo en manos del ingeniero José Arguelles y el Arquitecto Ftriboullier que contaron con el apoyo de los ingenieros Enrique Esperon y Juan Ortiz.

Hay tiempo de fabricar y tiempo de destruir dice el libro eclesiástico y llego el tiempo de destruir porque la persecución religiosa que se desato entonces interrumpió el proyecto del templo durante 10 años.

De nuevo había que comenzar para darle fin a la obra, según el Ing. Juan Ortiz, el templo abarco una superficie de 1530m2, peso mas de 28,000 toneladas métricas, su estilo predominantemente fue del orden románico mas puro; en relación a la catedral fue de 0.70 mas largo y 0.90 mas angosto y su costo calculado  sobre paso los $450.000.00 pesos.

                                   

Así se construyo nuestro templo, convertido  hoy en una de las más preciadas joyas de nuestro patrimonio cultural, este santuario por casi un siglo ha dado cobijo a la plegaria, a las esperanzas, a las ilusiones mas hermosas y a los sueños de los chihuahuenses.

Ahí han intervenido mentes privilegiadas y generosas desde los arquitectos he ingenieros, albañiles y cantareros que grabaron a base de cinceles y golpeteos de martillos, lo que las mentes y los corazones exigían. Ahí quedan grabados sus proyectos  y sus planes, sus palabras,  sus diálogos. ¡Si las piedras hablaran!, sin embargo hay que estar seguros de que sus nombres están escritos en el reino de los cielos.

                                                                            


Copyright (c) 2017 scdejesus.org Todos los Derechos Reservados.

scj@scjdejesus.org